EL PAIS-Mujeres en lucha en el cine

0
41
views

Mujeres en lucha en el cine

La segunda edición de Women in Motion en el festival de Cannes sirve para presentar una productora integrada por estrellas y cineastas femeninas como Juliette Binoche, Jessica Chastain o Robin Wright

Juliette Binoche, en el centro durante una rueda de prensa en Cannes.
Juliette Binoche, en el centro durante una rueda de prensa en Cannes. TRISTAN FEWINGS GETTY IMAGES

Dice Geena Davis que Susan Sarandon fue la primera mujer a la que vio decir en alto su opinión en un rodaje de cine. Lo cual revela mucho sobre cómo ha sido la situación de la mujer en la industria. Las dos protagonista de Thelma y Louiserecibieron anoche el premio Women in Motion de la segunda edición del programa que organiza el consorcio francés de lujo Kering y el festival de Cannes, un homenaje obtenido por “su contribución ejemplar a la industria del cine y a la causa de las mujeres” y entregado en la cena que cerraba la jornada, un día en el que diversas charlas organizadas por la revista Variety dejaron claro que aún queda un largo camino para igualar la presencia femenina en el séptimo arte al porcentaje de mujeres en la sociedad.

Para remarcar la importancia que le da a esta iniciativa, surgida tras innumerables quejas sobre el desequilibrio de género en las secciones del certamen, el festival de Cannes programó ayer su sección Oficial a concurso para que las dos películas proyectadas fueran de directoras (una coincidencia que se daba por primera vez): American honey, de Andrea Arnold, y Mal de perres, de Nicole Garcia.

Susan Sarandon no tuvo precisamente palabras de apoyo a Woody Allen ayer cuando le preguntaron por la controversia sobre los supuestos abusos sexuales del cineasta a su hija Dylan. Tampoco tuvo pelos en la lengua Juliette Binoche, que en las charlas de Variety aseguró que tanto a Martin Scorsese como a Steven Spielberg les había espetado por qué no hacían más películas con protagonistas femeninas. La francesa contó que Spielberg –del que rechazó la oferta de participar en Parque Jurásico– le respondió que entre sus películas estaba El color púrpura. Pero desde entonces todos sus personajes principales han sido masculinos. “La misma conversación tuve con Scorsese, que posee un lado muy femenino, que para mí no ha explorado en su trabajo. Más suerte tuve con Oliver Assayas, al que le dije que usara como impulso su pasión por Ingrid Bergman. Y lo hizo, porque entonces decidió que su siguiente filme sería Viaje a Sils María”,contaba la actriz, que además protagonizó ese drama.

Binoche es una de las integrantes de la nueva compañía productora We Do It Together, una iniciativa sin ánimo de lucro para impulsar oportunidades para las mujeres en Hollywood. “Desde mis inicios siempre tuve la necesidad de hacer algo así, porque cuando lees guiones, siempre te preguntas cómo puedes ayudar a la historia”, aseguraba la actriz. En esta ocasión, la ayuda no solo será una cuestión artística, sino también social. Junto a Binoche, en We Do It Together están nombres como Jessica Chastain, Catherine Hardwicke, Freida Pinto o Queen Latifah. Y su primera iniciativa será la película Together Now, un filme con siete episodios dirigidos por Robin Wright, Catherine Hardwicke, Katia Lund, Patricia Riggen, Haifaa Al Mansour, Malgorzata Szumowska y Melina Matsoukas, que ahondará en el papel de la mujer en diversas partes del mundo. Pinto y Binoche son las primeras actrices confirmadas. Según datos de We Do It Together, la proporción entre películas dirigidas por hombres y mujeres en Hollywood es de 9 a 1, y con el ritmo actual, el balance se equilibraría dentro de 700 años. Otra cifra ya conocida es la que muestra que de las 250 películas más taquilleras de Hollywood de 2014, solo el 7% tenían directora.

Otro de los grandes impulsores de la igualdad entre géneros es Instituto de Cine Sueco. Ayer por la tarde anunciaron una especie de Wikipedia de cineastas mujeres. En Nordicwomeninfilm.com ya han registrado 700 creadoras desde los albores del cine en 1895 hasta la actualidad. Obviamente son mujeres de la industria nórdica y ahora ambicionan expandirla mundialmente, según contaron en el seminario 50/50 by 2020, que en su mismo título ya explica las intenciones del cine europeo: lograr la equidad en el año 2020. Euroimages, el fondo europeo, también mostró ayer sus “sorprendentes cifras”, según un portavoz, ya que solo el 19% de los proyectos que reciben sus ayudas están comandados por directoras.

Más aún: según un estudio reciente del que se ofrecieron datos ayer, realizado por la Escuela de Periodismo Annenberg de la Universidad de Southern California, en los filmes más populares estrenados entre 2007 y 2015, las mujeres solo tenían un tercio de los personajes con frase. En la pasada Berlinale, la Red Europea de Mujeres en el Audiovisual (EWA) presentó un documento de 110 páginas, resumen de dos años de investigación de universidades de siete países europeos en el que participaron más de 1.000 profesionales del sector, con números reveladores: el 44% de los licenciados de escuelas de cine son mujeres y un poco mayor, el 46%, es el porcentaje de trabajadoras entre los empleados en la industria audiovisual, pero al final solo una de cada cinco películas tienen un directora. El 84% de las ayudas públicas se destinan a filmes dirigidos por hombres. Sin embargo, un filme con directora llega a los festivales un 10% más y gana premios en un 6% más que los realizados por hombres.